Amigos en las buenas y en las malas

Carta para esos amigos que están en las buenas y en las malas

No importa que tan lejos te vayas, no importa cuantos amores verdaderos encuentres y no importa si en ocasiones te olvidas de mi…siempre tendrás un lugar en mi corazón, nuestro lazo de amistad jamás se debilitará, pues así lo prometimos algún día; y creo en tu palabra como se que tu crees en la mía.

Una vez nos prometimos ser amigos en las buenas y en las malas, lo escribimos en un papel ¿lo recuerdas? y lo guardamos junto a nuestros corazones.

Recuerda que siempre estaré ahí cuando tu lo necesites, no importa los kilómetros que nos separen, correré para escucharte y abrazarte; o quizá para darte un fuerte jalón de orejas porque seguramente estarás llorando por un amor. Seré tu amigo, confidente y hasta tu hermano… por siempre.

No importa cuantos mejores amigos tengamos, tu y yo sabemos que seremos siempre los primeros y más importantes, pues seremos fieles a nuestra amistad y a nuestra promesa de ser siempre amigos en las buenas y en las malas.

La distancia solo fortalecerá nuestra amistad, aunque no hablemos todos los días sabes que contarás conmigo en todos los momentos de tu vida, y ese día que necesites un consuelo o quizá solo quieras decir que tan enamorada te encuentras; recuerda que siempre estaré al otro lado del teléfono.

No importa tiempo, la distancia o los motivos… nuestra amistad siempre será incondicional y siempre seremos esos pequeñas que prometimos algún día ser por siempre amigos en las buenas y en las malas. Es maravilloso contar con tu amistad.